Bienvenidos a la cobertura del NACFC 2017

Si acepta acceder a este servicio está confirmando que usted es un profesional de la salud.

Usted está aquí

Inflamación, Nuevos tratamientos

El anabasum como antiinflamatorio en la fibrosis quística: resultados de un ensayo de fase 2

La enfermedad respiratoria en la fibrosis quística se caracteriza por una obstrucción bronquial, una infección bacteriana y una inflamación excesiva. El desarrollo de tratamientos antiinflamatorios en la fibrosis quística se ha dirigido hasta la actualidad a reducir la respuesta inflamatoria. No obstante, ningún enfoque ha permitido obtener la comercialización de moléculas antiinflamatorias para la fibrosis quística, salvo el ibuprofeno, que se prescribe poco debido a sus importantes efectos secundarios. Otro planteamiento consistiría en promover la resolución de la inflamación. El anabasum es un cannabinoide sintético agonista de los receptores CB2 expresados sobre todo por las células inmunitarias, hematológicas y epiteliales. El anabasum tiene efectos antiinflamatorios y antifibróticos al inducir un cambio en el metabolismo del ácido araquidónico, desde los mediadores lipídicos proinflamatorios hacia mediadores lipídicos como la lipoxina A4, que favorece la resolución de la inflamación. Los agonistas CB2 son conocidos asimismo por su capacidad para aumentar la producción de moléculas antiinflamatorias, como los eicosanoides y la IL-10, e inducir la apoptosis de las células inflamatorias. Un ensayo de fase 2 multicéntrico aleatorizado frente a placebo ha estudiado la seguridad de empleo, la tolerancia, la farmacocinética y la eficacia del anabasum en la fibrosis quística. Se ha incluido a 85 pacientes afectados de fibrosis quística de edades comprendidas entre 18 y 65 años con un VEMS > 40% sin restricción sobre las mutaciones del gen CFTR. Los pacientes recibieron 1 mg, o 5 mg al día, o placebo durante 4 semanas, y después 20 mg, o bien 40 mg al día, o placebo durante 4 semanas. El tratamiento fue bien tolerado. El efecto secundario comunicado con más frecuencia fue una sensación de boca seca. No se produjeron modificaciones del VEMS ni de la puntuación del cuestionario sobre los síntomas respiratorios. Para la dosis más elevada se observó una disminución de las células inflamatorias, la IL-8, la elastasa del neutrófilo (NE) y las IgG en la expectoración. Se apreció igualmente una tendencia hacia una disminución del número de agravamientos respiratorios. Los resultados del estudio revelan así que el anabasum se ha tolerado bien en este primer estudio en pacientes afectados de fibrosis quística y apuntan a que podría tener efectos beneficiosos antiinflamatorios en la enfermedad. Por tanto, justifican continuar con el desarrollo clínico de esta molécula.

Referencia

CONGRES NACFC 2017 - Viernes 3 de noviembre de 2017
S14 Intervenciones que avanzan hacia la fase de pruebas clínicas
James Chmiel, Cleveland, OH, USA

Rédacteur

Pr Isabelle Fajac

Hôpital Cochin, Paris, France

Physiologie-Explorations Fonctionnelles 
Hôpital Cochin 
27, rue du fg St Jacques
75014 Paris